Tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles

Summary Type: Treatment
Summary Audience: Patients
Summary Language: Spanish
Summary Description: Resumen de información revisada por expertos acerca del tratamiento del tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles.


Tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles

Información general sobre el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles

El tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles son enfermedades en las cuales se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del riñón.

Tumor de Wilms

El tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles son enfermedades en las cuales se encuentran células malignas (cancerosas) en el riñón. En el caso del tumor de Wilms, se encuentran uno o más tumores en un riñón o en ambos. Hay dos riñones, uno a cada lado de la columna vertebral, por encima de la cintura. Dentro de cada riñón hay unos tubos pequeños que filtran y limpian la sangre, sacan los desperdicios y producen la orina. La orina sale de cada riñón a través de un tubo largo llamado uretra y va hasta la vejiga. La vejiga retiene la orina hasta que se expulsa del cuerpo.

El tumor de Wilms se puede diseminar a los pulmones, el hígado o los ganglios linfáticos cercanos.

La nefroblastomatosis perilobular hiperplásica difusa (DHPLN, por sus siglas en inglés) es una afección en la que crece tejido anormal en la parte exterior de un riñón o ambos. Los niños con DHPLN corren el riesgo de padecer de un tipo de tumor de Wilms que crece rápidamente. Es importante realizar el seguimiento y las pruebas durante por lo menos siete años después de que el niño ha tenido un diagnóstico de DHPLN.

Otros tumores renales

El sarcoma de células claras del riñón, el tumor rabdoide del riñón, el tumor neuroepitelial del riñón, el cáncer de células renales (CCR) y el nefroma mesoblástico también son tumores renales infantiles, pero no se relacionan con el tumor de Wilms.

  • El sarcoma de células claras del riñón es un tipo de tumor renal que se puede diseminar al pulmón, el hueso, el cerebro y el tejido blando.
  • El tumor rabdoide del riñón es un tipo de cáncer que se presenta principalmente en niños menores de 2 años de edad. Crece y se disemina rápidamente, a menudo a los pulmones y el cerebro.
  • Los tumores neuroepiteliales del riñón son poco frecuentes y, por lo general, se presentan en adultos jóvenes. Crecen y se diseminan rápidamente.
  • El carcinoma de células renales se presenta raramente en los niños. El tumor se puede diseminar hasta los pulmones, los huesos, el hígado y los ganglios linfáticos.
  • El nefroma mesoblástico es un tumor del riñón que, por lo general, se diagnostica durante los tres primeros meses de vida. Se puede encontrar también durante una ecografía antes del nacimiento. El nefroma mesoblástico se presenta con más frecuencia en hombres que en mujeres.
Tener ciertos síndromes genéticos o malformaciones de nacimiento puede aumentar el riesgo de contraer el tumor de Wilms.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de contraer una enfermedad se llama factor de riesgo. El tumor de Wilms puede formar parte de un síndrome genético que afecta el crecimiento o el desarrollo. Un síndrome genético es un conjunto de síntomas o trastornos que se presentan al mismo tiempo y que, por lo general, son causados por genes anormales. Ciertas malformaciones de nacimiento también pueden aumentar el riesgo de un niño de contraer el tumor de Wilms. Los siguientes síndromes genéticos y malformaciones de nacimiento se han vinculado al tumor de Wilms:

  • Síndrome de WAGR (por sus siglas en inglés): tumor de Wilms, ausencia del iris (aniridia), genitales ambiguos y retraso mental.
  • Síndrome de Beckwith-Wiedemann.
  • Hemihipertrofia.
  • Síndrome de Denys-Drash.
  • Criptorquidismo.
  • Hipospadias.

Los niños que presentan estos síndromes genéticos y malformaciones de nacimiento deben someterse sistemáticamente a examen de detección del tumor de Wilms cada tres meses hasta los 8 años de edad. Se puede utilizar la ecografía para el examen de detección.

Tener ciertas afecciones puede estar relacionado con un carcinoma de células renales.

El carcinoma de células renales puede estar relacionado con las siguientes afecciones:

  • Enfermedad de Von Hippel-Lindau (una afección hereditaria que causa el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos).
  • Esclerosis tuberosa (una enfermedad hereditaria caracterizada por quistes de grasa no cancerosos en el riñón).
  • Neuroblastoma o anemia drepanocítica.
Entre los signos que pueden indicar la presencia del tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles, se incluye la presencia de un nódulo en el abdomen y sangre en la orina.

Estos y otros síntomas pueden ser debidos a los tumores renales. Otros trastornos pueden causar los mismos síntomas. Se debe acudir a un médico si el niño presenta cualquiera de los problemas siguientes:

  • Un nódulo, inflamación o dolor en el abdomen.
  • Sangre en la orina.
  • Fiebre sin razón conocida.
Para detectar (encontrar) y diagnosticar el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles, se utilizan pruebas que examinan el riñón y la sangre.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para verificar si existen signos generales de salud, incluido el control de signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. Se toma también los antecedentes médicos de las enfermedades y los tratamientos previos del paciente.
  • procedimiento por el cual se toma una muestra de sangre y se analiza lo siguiente:
    • La cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.
    • La cantidad de hemoglobina (la proteína que transporta oxígeno) en los glóbulos rojos.
    • La parte de la muestra compuesta por glóbulos rojos.
  • Estudios de la química de la sangre: procedimiento mediante el cual se analiza una muestra de sangre para medir las concentraciones de ciertas sustancias liberadas al cuerpo por los órganos y los tejidos. Una cantidad inusual (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser una señal de enfermedad en el órgano o tejido que la fabrica.
  • Prueba de la función hepática: procedimiento mediante el cual se analiza una muestra de sangre para medir las concentraciones de ciertas sustancias que el cuerpo libera al hígado. Una cantidad más alta que la normal de una sustancia puede ser una señal de que el hígado no funciona como debe.
  • Prueba de la función renal: procedimiento mediante el cual se analiza muestras de sangre y orina para medir las concentraciones de ciertas sustancias que los riñones liberan a la sangre o la orina. Una cantidad mayor o menor que la normal de una sustancia puede ser una señal de que los riñones no funcionan como deben.
  • Análisis de orina: prueba para verificar el color de la orina y sus contenidos; por ejemplo, azúcar, proteínas, sangre y bacterias.
  • Ecografía: procedimiento por el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en tejidos u órganos internos y se crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales denominada sonograma. Se realiza una ecografía del abdomen para diagnosticar un tumor del riñón.
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de fotografías detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta una tinción en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento se denomina también tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.
  • Radiografía del abdomen: radiografía de los órganos internos del abdomen. Una radiografía es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película, con lo cual se crean imágenes del interior del cuerpo.
  • Biopsia: extracción de células o tejidos, que un patólogo observa bajo un microscopio, para determinar la presencia de señales de cáncer.
El tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles generalmente se diagnostican y extraen mediante cirugía.

Una vez que se encuentra el tumor, se realiza la cirugía para determinar si el tumor es o no canceroso. Si el tumor está solamente en el riñón, el cirujano extraerá todo el riñón (nefrectomía). Si hay tumores en ambos riñones o si el tumor se ha diseminado afuera del riñón, se extraerá un pedazo del tumor. En ambos casos se envía una muestra de tejido a un patólogo, quien lo observa bajo un microscopio para determinar si hay señales de cáncer.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende de los siguientes aspectos:

  • La diferencia entre las células del tumor y las células normales del riñón.
  • El estadio del cáncer.
  • El tipo y tamaño del tumor.
  • La edad del niño.
  • La posibilidad de que el tumor se pueda extraer completamente mediante cirugía.
  • Si el cáncer fue recién diagnosticado o si ha recurrido (retornado).
  • Si hay cromosomas o genes anormales.
  • Si el paciente es tratado por pediatras expertos con experiencia en tratamiento de pacientes con tumor de Wilms.

Estadios del tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles

Los tumores de Wilms y otros tumores renales infantiles se estadifican durante la cirugía y con pruebas de imaginología.

El proceso utilizado para determinar si el cáncer se ha diseminado afuera del riñón se llama estadificación (clasificación). La información obtenida en el proceso de estadificación determina el estadio de la enfermedad. Es importante saber en qué estadio se encuentra la enfermedad para planificar su tratamiento.

En el caso de los tumores de Wilms, el estadio se determina durante la cirugía inicial y con los resultados de las pruebas de imaginología. Se pueden utilizar las siguientes pruebas de imaginología para ver si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo:

  • Exploración por TC (Exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de fotografías detalladas del interior del cuerpo, tales como el tórax y el cerebro, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta una tintura en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento se denomina también tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.
  • Radiografía del tórax y los huesos: una radiografía es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película, con lo cual se crean imágenes del interior del cuerpo.
  • IRM (imaginología por resonancia magnética): procedimiento que utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, tales como el cerebro. Este procedimiento se denomina también imaginología por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Exploración ósea: procedimiento utilizado para verificar si hay células que se multiplican rápidamente, tales como las cancerosas, en los huesos. Se inserta una cantidad muy pequeña de material radiactivo que recorre todo el torrente sanguíneo. Cuando el material radiactivo se acumula en los huesos, se puede detectar con un escáner.
  • Ecografía: procedimiento en el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en tejidos u órganos internos y se crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales denominada sonograma. Para determinar el estadio del tumor de Wilms, se realiza una ecografía de los vasos principales del corazón.
Además de la estadificación, los tumores de Wilms se describen de acuerdo con su histología.

La histología (el aspecto de las células observadas bajo un microscopio) del tumor afecta el pronóstico y el tratamiento del tumor de Wilms. La histología puede ser favorable o anaplásica (desfavorable). Los tumores con una histología favorable tienen un mejor pronóstico que los que tienen una histología anaplásica. Las células tumorales que son anaplásicas se multiplican rápidamente y no tienen el aspecto del tipo de células de las que se derivan. Los tumores anaplásicos son más difíciles de tratar con quimioterapia que los otros tumores de Wilms en el mismo estadio.

Se usan los siguientes estadios para los tumores de Wilms con histología favorable y para los tumores de Wilms anaplásicos:
Estadio I

En el estadio I, el tumor se pudo extraer completamente durante la cirugía y se presentan todas las situaciones siguientes:

  • Se encontró el cáncer solamente en el riñón y el tumor no se diseminó a los vasos sanguíneos del riñón.
  • No se abrió la capa exterior del riñón.
  • No se abrió el tumor.
  • No se realizó una biopsia del riñón.
  • No se encontraron células cancerosas en los bordes del área donde se extirpó el tumor.
Estadio II

En el estadio II, el tumor se extrajo completamente mediante cirugía y no se encontraron células cancerosas en los bordes del área donde se extirpó el tumor. Asimismo, se presenta una de las siguientes situaciones:

  • El cáncer se diseminó afuera del riñón, al tejido blando cercano.
  • El cáncer se diseminó a los vasos sanguíneos del riñón.
Estadio III

En el estadio III, el cáncer permanece en el abdomen después de la cirugía y se presenta por lo menos una de las siguientes situaciones:

  • El cáncer se diseminó a los ganglios linfáticos del abdomen o la pelvis (la parte del cuerpo entre las caderas).
  • El cáncer se diseminó o atravesó la superficie del peritoneo (la capa de tejido que recubre la cavidad abdominal y cubre la mayoría de los órganos del abdomen).
  • Se realizó una biopsia del tumor durante la cirugía para extraerlo.
  • Se extrajo el tumor en más de una pieza.
Estadio IV

En el estadio IV, el tumor se ha diseminado a través de la sangre a órganos tales como los pulmones, el hígado, el hueso o el cerebro, o a los ganglios linfáticos afuera del abdomen y la pelvis.

Estadio V

En el estadio V, se encuentran células cancerosas en ambos riñones cuando se diagnostica la enfermedad por primera vez. Cada riñón se estadifica por separado en estadios I, II, III o IV.

Tumor de Wilms y otros tumores infantiles recurrentes

El cáncer recurrente es el cáncer que ha recurrido (reaparecido) después de haber sido tratado.

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes con tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles.

Se dispone de diferentes tipos de tratamiento para los niños con tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente en uso) y otros están siendo probados en ensayos clínicos. Antes de iniciar el tratamiento, el paciente debería pensar en la posibilidad de participar en un ensayo clínico. Un ensayo clínico de tratamiento es un estudio de investigación con el propósito de ayudar a mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre nuevos tratamientos para pacientes de cáncer. Cuando un ensayo clínico muestra que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el nuevo tratamiento se convierte en el tratamiento estándar.

Debido a que el cáncer en los niños es poco común, se debe considerar que participen en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos se están llevando acabo en muchas partes del país. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.) La selección del tratamiento más apropiado contra el cáncer es una decisión que, de forma ideal, involucra al paciente, la familia y el equipo de atención de la salud.

El tratamiento de niños con tumor de Wilms u otros tumores renales infantiles debe ser planificado por un equipo de médicos con experiencia en el tratamiento de cánceres infantiles.

El tratamiento del niño será supervisado por un oncólogo pediatra, que es un médico que se especializa en el tratamiento de niños con cáncer. El oncólogo pediatra puede referir al niño a otros médicos pediatras que tienen experiencia y conocimientos en el tratamiento de niños con tumor de Wilms u otros tumores renales infantiles y que se especializan en ciertos campos de la medicina. Se pueden incluir los siguientes especialistas:

  • Cirujano pediatra o urólogo pediatra.
  • Oncólogo especializado en radioterapia.
  • Especialista en rehabilitación.
  • Personal de enfermería especializado en pediatría.
  • Trabajador social.
Se utilizan cuatro tipos de tratamiento estándar:
Cirugía

El tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles se tratan, por lo general, con nefrectomía (cirugía para extraer todo el riñón). También se pueden extraer los ganglios linfáticos cercanos.

Si el cáncer se encuentra en ambos riñones, la cirugía puede incluir una nefrectomía parcial (extracción del cáncer del riñón y una pequeña cantidad de tejido sano a su alrededor). La nefrectomía parcial se realiza para permitir que el riñón siga funcionando.

Inclusive cuando el médico extirpa todo el cáncer que se observa en el momento de la cirugía, a continuación se puede administrar quimioterapia o radioterapia a algunos pacientes para eliminar toda célula cancerosa que haya quedado. El tratamiento administrado después de la cirugía para aumentar las posibilidades de curación se denomina terapia adyuvante. A veces se realiza una segunda cirugía para ver si el cáncer permanece después de la quimioterapia o la radioterapia.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para eliminar células cancerosas. Existen dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa utiliza una máquina fuera del cuerpo que envía la radiación hacia el cáncer. La radioterapia interna utiliza una sustancia radioactiva sellada en agujas, semillas, cables o catéteres, que se coloca directamente en el cáncer o cerca del mismo. La forma de administración de la radioterapia depende del tipo y del estadio del cáncer que se está tratando.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza fármacos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, ya sea mediante su eliminación o impidiendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se toma por boca o se inyecta en una vena o músculo, los fármacos ingresan al torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en la columna vertebral, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los fármacos afectan principalmente a células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma de administración de la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.

La quimioterapia de combinación es un tratamiento que utiliza dos o más medicamentos anticancerosos.

Terapia biológica

La terapia biológica es un tratamiento que utiliza el sistema inmunitario del paciente para combatir el cáncer. Se utilizan sustancias elaboradas por el cuerpo o en un laboratorio para reforzar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. Este tipo de tratamiento contra el cáncer se denomina también bioterapia o inmunoterapia.

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos. Entre ellos, se incluyen los siguientes:
Dosis alta de quimioterapia con trasplante de células madre

El tratamiento con dosis alta de quimioterapia con trasplante de células madre es un método para administrar dosis altas de quimioterapia y reemplazar las células que fueron destruidas por el tratamiento del cáncer. Se extraen las células madre (glóbulos sanguíneos inmaduros) de la sangre o la médula ósea del paciente mismo o de un donante, y se congelan y almacenan. Al finalizar la quimioterapia, las células madre guardadas se descongelan y se reinyectan al paciente mediante una infusión. Estas células madre reinyectadas, crecen (y restauran) las células sanguíneas del cuerpo.

Esta sección del sumario hace referencia a tratamientos específicos que se encuentran bajo estudio en ensayos clínicos, pero es posible que no mencione todos los tratamientos nuevos que se están estudiando. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

El tratamiento del cáncer puede causar efectos tardíos.

Algunos tratamientos del cáncer pueden causar efectos secundarios que continúan o aparecen meses o años después de que el tratamiento ha finalizado. Son los llamados efectos tardíos. (Para más información, consultar el sumario de PDQ sobre los Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez.) Es importante que los padres de los niños tratados por cáncer conozcan los posibles efectos tardíos de ciertos tratamientos. Después de varios años, algunos pacientes contraen otra forma de cáncer como resultado del tratamiento con quimioterapia o radioterapia. Hay ensayos clínicos en marcha para determinar si se pueden usar dosis más bajas de quimioterapia o radioterapia

Opciones de tratamiento para el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles

Tumor de Wilms en estadio I

El tratamiento del tumor de Wilms con histología favorable puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida de quimioterapia de combinación.
  • Participación en un ensayo clínico de nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por observación o por combinaciones nuevas de quimioterapia.

El tratamiento del tumor de Wilms anaplásico en estadio I puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por quimioterapia de combinación.
  • Participación en un ensayo clínico de nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por quimioterapia de combinación y radioterapia.

Esta sección del sumario hace referencia a tratamientos específicos que se encuentran en estudio en ensayos clínicos, pero es posible que no mencione todos los tratamientos nuevos que se están estudiando. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Tumor de Wilms en estadio II

El tratamiento del tumor de Wilms en estadio II con histología favorable puede incluir los siguientes procedimientos

  • Nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por quimioterapia de combinación.
  • Participación en un ensayo clínico de nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por combinaciones nuevas de quimioterapia.

El tratamiento del tumor de Wilms anaplásico en estadio II puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por radioterapia dirigida al abdomen y quimioterapia de combinación.
  • Participación en un ensayo clínico de nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por combinaciones nuevas de quimioterapia y radioterapia.

Esta sección del sumario hace referencia a tratamientos específicos que se encuentran en estudio en ensayos clínicos, pero es posible que no mencione todos los tratamientos nuevos que se están estudiando. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Tumor de Wilms en estadio III

El tratamiento del tumor de Wilms en estadio III con histología favorable puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por radioterapia dirigida al abdomen y quimioterapia de combinación.
  • Participación en un ensayo clínico de nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por radioterapia dirigida al abdomen y combinaciones nuevas de quimioterapia.

El tratamiento del tumor de Wilms anaplásico en estadio III puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por radioterapia dirigida al abdomen y quimioterapia de combinación.
  • Participación en un ensayo clínico de nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por combinaciones nuevas de quimioterapia y radioterapia.

Esta sección del sumario hace referencia a tratamientos específicos que se encuentran en estudio en ensayos clínicos, pero es posible que no mencione todos los tratamientos nuevos que se están estudiando. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Tumor de Wilms en estadio IV

El tratamiento del tumor de Wilms en estadio IV con histología favorable puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por radioterapia dirigida al abdomen y quimioterapia de combinación. Si el cáncer se ha diseminado hasta los pulmones, los pacientes también recibirán radioterapia dirigida a los pulmones.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia para el cáncer que se ha diseminado solo hasta los pulmones. Si los tumores permanecen después de la quimioterapia, se puede administrar radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia y radioterapia dirigida a los lugares hasta los que se ha diseminado el cáncer.

El tratamiento del tumor de Wilms anaplásico en estadio IV puede incluir nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por combinaciones nuevas de quimioterapia y radioterapia.

Esta sección del sumario hace referencia a tratamientos específicos que se encuentran en estudio en ensayos clínicos, pero es posible que no mencione todos los tratamientos nuevos que se están estudiando. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Tumor de Wilms en estadio V

El tratamiento del tumor de Wilms en estadio V puede ser diferente para cada paciente. Por lo general, el tratamiento consiste en quimioterapia para reducir el tamaño del tumor, seguida de cirugía para extraer todo el cáncer que sea posible. La cirugía puede ser seguida de más quimioterapia o radioterapia si todavía quedan restos del cáncer.

Tumores inoperables

A veces no es posible operar el tumor (no se puede extraer mediante cirugía) porque está demasiado cerca de órganos o vasos sanguíneos importantes, o porque es demasiado grande como para extraerlo. En este caso, se puede administrar quimioterapia para reducir el tamaño del tumor, de modo que luego se pueda extraer. Si el tumor no se reduce lo bastante después de la quimioterapia, se puede administrar radioterapia para achicarlo más, de modo que luego se pueda extraer. Esto puede ser seguido de más quimioterapia o radioterapia.

Sarcoma de células claras del riñón

No hay un tratamiento estándar para el sarcoma de células claras del riñón. Por lo general, el tratamiento se provee en el marco de un ensayo clínico y puede incluir una nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, con radioterapia dirigida al abdomen o sin ella, y combinaciones nuevas de quimioterapia.

Esta sección del sumario hace referencia a tratamientos específicos que se encuentran en estudio en ensayos clínicos, pero es posible que no mencione todos los tratamientos nuevos que se están estudiando. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Tumor rabdoide del riñón

No hay un tratamiento estándar para el tumor rabdoide del riñón. El tratamiento se provee en el marco de un ensayo clínico y puede incluir la aplicación de combinaciones nuevas de quimioterapia y radioterapia.

Esta sección del sumario hace referencia a tratamientos específicos que se encuentran en estudio en ensayos clínicos, pero es posible que no mencione todos los tratamientos nuevos que se están estudiando. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Tumor neuroepitelial del riñón

No hay un tratamiento estándar para el tumor neuroepitelial del riñón. Por lo general, el tratamiento se provee en el marco de un ensayo clínico. Este tumor puede tratarse de la misma manera que el grupo de tumores de Ewing o el tumor neuroectodérmico primitivo. Para más información, consultar el sumario de PDQ sobre el Grupo de tumores de Ewing.

La información sobre ensayos clínicos en curso puede consultarse en el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Nefroma mesoblástico

El tratamiento del nefroma mesoblástico es, por lo general, cirugía, con quimioterapia o sin ella.

Esta sección del sumario hace referencia a tratamientos específicos que se encuentran en estudio en ensayos clínicos, pero es posible que no mencione todos los tratamientos nuevos que se están estudiando. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Cáncer de células renales

El tratamiento del cáncer de células renales es, por lo general, una nefrectomía con extracción de los ganglios linfáticos. Si el cáncer se ha diseminado, el tratamiento puede incluir terapia biológica o cirugía para extraer el tumor primario. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ sobre el Tratamiento del Cáncer de células renales.

Nefroblastomatosis perilobular hiperplásica difusa

El tratamiento de la nefroblastomatosis perilobular hiperplásica difusa (DHPLN) puede incluir nefrectomía con extirpación de ganglios linfáticos, seguida por quimioterapia de combinación. Se puede realizar una nefrectomía parcial para mantener tanta función renal como sea posible.

Tumor recurrente de Wilms y otros tumores renales infantiles

El tratamiento del tumor recurrente de Wilms puede aplicarse en el marco de un ensayo clínico de quimioterapia combinada, cirugía y radioterapia, con trasplante de células madre o sin él, utilizando las células madre de la sangre del niño mismo.

El tratamiento del sarcoma de células claras del riñón, del tumor rabdoide del riñón y del tumor neuroepitelial del riñón recurrentes, por lo general, se administra en el marco de un ensayo clínico.

Esta sección del sumario hace referencia a tratamientos específicos que se encuentran en estudio en ensayos clínicos, pero es posible que no mencione todos los tratamientos nuevos que se están estudiando. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI. (Nota: la información contenida en este enlace solo está disponible en inglés.)

Modificaciones a este sumario (05/15/2007)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se introdujeron cambios en este sumario para reflejar los introducidos en la versión para profesionales de la salud.

Para mayor información

Llámenos

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos de América pueden llamar gratuitamente al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 4:30 p.m. Las personas sordas o con dificultad para escuchar que tienen equipo de TTY, pueden llamar al 1-800-332-8615. La llamada es gratis y un especialista capacitado para brindar información sobre el cáncer estará disponible para responder sus preguntas.

Portales de Internet y organizaciones

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a la información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet y organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Hay muchos otros lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales locales pueden tener información sobre instituciones locales o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, de la salud y público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratar el cáncer, pautas para hacer frente al cáncer e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitarse en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), TTY al 1-800-332-8615.

Ayuda en vivo

El Servicio de Ayuda en Vivo del Instituto Nacional del Cáncer (LiveHelp) es un servicio de mensajería instantánea del NCI, que está programa disponible en varios de los portales de Internet del Instituto, provee a los usuarios de Internet la oportunidad de conversar en línea con un especialista en información. El servicio está disponible de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 11:00 p.m., hora del este. Los especialistas en información pueden ayudar a los usuarios a encontrar información en los portales de Internet del NCI y responder preguntas sobre el cáncer. (Nota: por el momento, este servicio solo está disponible en inglés.)

Escríbanos

Para obtener más información sobre el NCI, por favor escríbanos a la siguiente dirección:

  • NCI Public Inquiries Office
  • Suite 3036A
  • 6116 Executive Boulevard, MSC8322
  • Bethesda, MD 20892-8322

Descripción del PDQ

El PDQ es una vasta base de datos sobre el cáncer disponible en el portal de Internet del NCI.

El PDQ es una base de datos del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) que contiene información completa sobre el cáncer. La mayoría de la información que se encuentra en el PDQ, está disponible en el portal de internet del NCI. El PDQ es uno de los servicios del NCI, el cual forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud, que es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal.

El PDQ contiene sumarios con información sobre el cáncer.

La base de datos del PDQ contiene sumarios con la más reciente información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, apoyo terapéutico y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se encuentran en dos versiones. La versión para profesionales contiene información detallada, escrita en un lenguaje técnico y la versión para pacientes está escrita en un lenguaje sencillo y fácil de entender. Ambas versiones proveen información precisa y actualizada sobre el cáncer.

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer son redactados y revisados con frecuencia por expertos en la materia.

El Consejo de Redacción, compuesto por expertos en oncología y especialidades afines, es el responsable de redactar y mantener los sumarios con información sobre el cáncer. Estos sumarios son revisados regularmente y se les incorporan los cambios debidos en la medida en que se obtiene nueva información. La fecha al final de cada sumario ("Fecha de actualización") indica la fecha del cambio efectuado más reciente.

El PDQ también contiene información sobre ensayos clínicos.

En los Estados Unidos, alrededor de dos tercios de los niños con cáncer participan en un ensayo clínico en un momento dado durante la enfermedad. Un ensayo clínico es un estudio que trata de dar respuesta a ciertas preguntas de carácter científico, como por ejemplo si un medicamento es mejor que otro. Estos ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se ha aprendido en el laboratorio. El propósito de todo esto es encontrar mejores métodos para ayudar a los pacientes con cáncer. Durante estos ensayos se obtiene información acerca de los nuevos tratamientos, sus riesgos, su eficacia y si trabajan o no. Cuando estos experimentos demuestran que el nuevo tratamiento es mejor que el empleado hasta ese momento, este puede convertirse en el tratamiento "estándar".

El PDQ contiene un listado de ensayos clínicos disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. Tanto la versión para profesionales como para pacientes contiene descripciones de estos. Para mayor información llame al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237); línea para sordos TTY al 1-800-332-8615.

El PDQ cuenta también con una lista de oncólogos que participan en ensayos clínicos.

El Grupo de Oncología Infantil, (COG, por sus siglas en inglés) es la principal organización de los Estados Unidos en promover los ensayos clínicos de cánceres pediátricos. Para mayor información sobre como comunicarse con este grupo, favor de visitar el portal de Internet del NCI o llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer en el 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), o la línea para sordos TTY al 1-800-332-8615.

La base de datos del PDQ contiene un listado de profesionales oncólogos y hospitales con programas de cáncer.

Debido a que el cáncer en niños y adolescentes es poco común, la mayor parte de los niños con cáncer son tratados por profesionales especializados en cáncer pediátrico, ya sea en hospitales o centros oncológicos especializados en el tratamiento del cáncer infantil. La base de datos del PDQ contiene una lista de profesionales especialistas en cáncer infantil, así como un listado de hospitales con programas especiales sobre el cáncer. Si necesita ayuda en localizar profesionales en cáncer pediátrico o un hospital con un programa especial de cáncer, llame al Servicio de Información del Cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237) o la línea para sordos TTY al 1-800-332-8615.

2006-05-232007-05-15